Un grupo de proetarras acosa y amenaza al hijo de Carlos Iturgaiz en plenas fiestas de Getxo

El joven recibió graves insultos tras ser identificado en el recinto festivo como hijo del presidente del PP vasco

05/08/2022 05:20
El PP de Getxo ha denunciado los graves insultos recibidos por Mikel Iturgaiz, hijo del presidente del PP vasco, Carlos Iturgaiz, en las fiestas del barrio de Romo de la localidad vizcaína de Getxo, así como los proferidos contra la Ertzaintza en carteles colocados en el municipio.

Precisamente la policía autonómica 
investiga las amenazas e insultos a Mikel Iturgaiz, así como el manotazo que ha recibido una amiga suya en pleno recinto festivo.

Según ha explicado la Ertzaintza, los hechos se han producido sobre las seis de esta pasada madrugada, cuando un ciudadano, Mikel Iturgaiz, se dirigió a una patrulla en el recinto de Romo para denunciar que había sido amenazado e insultado por un grupo de personas con motivo de su filiación política.

La mujer que le acompañaba ha relatado también a los agentes que había salido en su defensa y había recibido un manotazo en la cara. A primera hora de esta tarde se ha presentado denuncia de los hechos.

El hijo de Carlos Iturgaiz ha podido identificar a alguno de los agresores y la Ertzaintza tiene ya abierta una investigación para esclarecer las circunstancias del incidente.

El portavoz de los populares de Getxo, Eduardo Andrade, ha difundido un mensaje a través de las redes sociales en el que condena los hechos. "¡No se puede mirar hacia otro lado!. Solicitamos una condena expresa de todos los grupos municipales de Getxo en el próximo pleno", afirma.

La denuncia va acompañada de fotos con los carteles contra la Policía autonómica vasca en los que se lee: 'Policía, no eres bienvenido' o 'Vosotros por dinero, nosotros por amor. Zipayorik ez!".

Precisamente, el hijo Iturgaiz fue objeto de insultos y amenazas de muerte también en junio de 2021 en la localidad vizcaína de Gernika cuando jugaba un partido de fútbol, con gritos de "fachita de mierda, te vamos a matar", "te vamos a quemar vivo con tu padre". El acta arbitral recogió que, durante el encuentro, siguió siendo acosado y que, al terminar el partido, tuvo que salir protegido por sus compañeros para llegar al vestuario porque trataban de agredirle.