Sánchez compra el silencio de su ex jefa de prensa colocándola en el Hipódromo de Madrid con un sueldo de 108.000 euros

El presidente recela de la cercanía de Maritcha Ruiz con varios periodistas y quiere evitar filtraciones que dañen su imagen

03/08/2022 10:13

Pedro Sánchez no da puntada sin hilo. Tras la purga interna que ha llevado a cabo en el seno del PSOE, que se saldó con la salida de varios pesos pesados del aparato de Ferraz como Adriana Lastra o el portavoz Héctor Gómez, el presidente ha optado mover ficha para evitar que la resaca de los ceses pueda salpicarle. Una de las marchas más inesperadas fue la de su jefa de prensa, Maritcha Ruiz, tras varios años ejerciendo una importante labor de enlace con los medios.

La complicidad que Maritcha Ruiz llegó a forjar con un puñado de periodistas es algo que inquieta mucho a Sánchez. Es perfecto conocedor de que la ex dircom maneja información delicada sobre su persona y de que no ha encajado de la mejor forma su inesperado cese. Por tal razón, ha optado por colocarla en un puesto privilegiado, como presidenta del Hipódromo de la Zarzuela, a razón de un sueldo de 108.000 euros anuales para comprar su silencio y evitar posibles filtraciones.

Mañana mismo el Gobierno propondrá al Consejo de Administración de la Sociedad Estatal de Participantes Industriales (SEPI) que Maritcha Ruiz se convierta en la nueva presidenta del hipódromo madrileño. Cabe recordar su relación de proximidad con Sánchez desde los tiempos en los que ambos militaban las Juventudes Socialistas de Madrid, lo que le valió en 2015 para ascender a la Dirección de Comunicación del PSOE.

En el Hipódromo sustituirá a Francisco Salazar, que antes había sido jefe de gabinete de Iván Redondo y que este lunes fue repescado por Moncloa como secretario general de Planificación Política de Presidencia del Gobierno. En la Zarzuela apenas ha estado un año.

En el caso de que el Consejo de Administración de la SEPI dé luz verde al nombramiento de Maritcha Ruiz, se tendrá que reunir la junta directiva del Hipódromo de la Zarzuela para ratificarla como su presidenta.

La labor de Maritcha Ruiz al frente de la dirección de Comunicación del PSOE estuvo marcada en gran medida por sus vetos constantes a EDATV. Los grandes obstáculos que ha encontrado siempre este medio -y sus reporteros- para cubrir las ruedas de prensa y actos del partido socialista, así como para acceder a la sede de Ferraz, han llevado su sello personal. En una ocasión incluso llegó a tildar de "fascista" al director de Estado de Alarma, Javier Negre, por hacer una pregunta relacionada con el caso de los ERE y la corrupción del PSOE en Andalucía.