Los presos de ETA tomarán las playas del País Vasco para exigir impunidad

La asociación Etxerat organiza protestas en medio de la arena para solicitar la inmediata puesta en libertad de terroristas encarcelados

02/08/2022 01:53

La asociación de familiares y allegados de presos de ETA, Etxerat, se movilizará un verano más este próximo domingo en las playas de Bizkaia, Gipuzkoa y en la vasco-francesa de Hendaia, ya que considera que "continúa siendo necesaria la activación de la sociedad vasca para que se ponga fin, definitivamente, a las medidas de excepción contra los presos que aún mantienen activas los estados español y francés".

Los portavoces de Etxerat Elías Miner y Jon Ijurko, en una comparecencia en San Sebastián, han afirmado que "han sido más de tres décadas de régimen extraordinario, aislamiento, de alejamiento sistemático y generalizado de los presos".

Así, han denunciado que los familiares también han sido "víctimas de esa excepcionalidad" con "sufrimiento, un ingente gasto económico, accidentes con cientos de personas heridas y 16 personas muertas en las carreteras de la dispersión".

Tras reconocer que la situación "ha mejorado ostensiblemente" gracias a las políticas de Marlaska, han recordado que 110 reclusos del total de 180 se encuentran en prisiones vascas y, "aunque en número muy inferior al que debiera", se están produciendo progresiones a tercer grado.

Sin embargo, han insistido en que es "urgente acabar con esta situación" y han reclamado que "17 presos que padecen enfermedades graves e incurables" sean puestos en libertad "inmediata", al igual que los siete con más de 70 años de edad y los otros 10 que superan los 65. "Jakes Esnal, Ion Kepa Parot y Unai Parot llevan más de 32 años en prisión y es asimismo tiempo de facilitar de una vez la vuelta de los 24 exiliados y ocho deportados políticos", han remarcado.

A su juicio, no se puede "esperar otras tres décadas para superar bloqueos y conculcaciones de derechos". "No se puede condenar a la sociedad vasca a retrasar indefinidamente la construcción de la convivencia. No estamos hablando de beneficios, son derechos aplazados sine die", han subrayado.

Los representantes de Etxerat han apuntado que, en la actualidad, "todavía 53 presos se encuentran fuera de Euskal Herria en cárceles periféricas y otras prisiones españolas todavía lejanas, y otros 17 continúan en cárceles francesas".

En ese sentido, han señalado que, si se les aplicara la legalidad ordinaria, "151 presos deberían estar saliendo de permiso, pero solo lo hacen seis, y 122 deberían estar en tercer grado, pero lo están 27".

Finalmente, han mostrado su deseo de que las movilizaciones convocadas en las playas vascas y las siguientes que Sare ha convocado en las capitales durante agosto "sean las últimas" porque "eso querrá decir que se habrá puesto fin a la excepcionalidad, que las presos y exiliados estarán en Euskal Herria y en casa, y que, por lo tanto, nos
adentraremos de verdad en ese nuevo ciclo de resolución y convivencia".