Serio aviso de la patronal sobre el futuro de las pymes: asoman los despidos en septiembre

Cepyme alerta de que muchas empresas mantienen su actividad desde hace meses a costa de sus propios márgenes

01/08/2022 06:52

Comenzada la campaña de verano, que suele resultar balsámica para la economía, la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (CEPYME) ha advertido este lunes que las Pymes españolas comenzaron a aplicar planes de contingencia por el incremento generalizado de costes. Las subidas de los precios de la energía y de las materias primas han reducido los márgenes de las empresas, "lastrando su rentabilidad" y afectando al empleo a "corto y medio plazo ", informa la Confederación en una nota de prensa.

Según CEPYME, las empresas sobreviven "desde hace meses a costa de sus propios márgenes", pero han llegado a un escenario donde "el incremento de los costes totales, especialmente los suministros y la energía, es más rápido que el de las ventas". Para mantener su viabilidad, autónomos y Pymes comenzaron a adoptar medidas draconianas como el cambio de horarios de funcionamiento -cuando es posible- a las horas de menor precio de la energía, ajustar sus planes de producción y stocks, e incluso han recurrido a cierres temporales o parciales.

A pesar del rigor de las medidas, CEPYME alerta de que "las Pymes no podrán mantener la situación actual sin que se vea afectada su propia viabilidad y la creación de puestos de trabajo". En este sentido, la Confederación ha insistido al gobierno que tenga en cuenta los efectos de la inflación , "el incremento de costes y la caída de la rentabilidad al adoptar medidas de política económica, que deberían tener como objetivo prioritario el impulso de la actividad productiva" de las empresas.

Los sectores más afectados por las subidas, según CEPYME "son los intensivos en el uso de electricidad y gas", como la metalurgia. Sin embargo, también están tomando medidas de emergencia "las pequeñas empresas de sectores como la hostelería, la industria manufacturera o la agroalimentaria". Según datos del Banco de España y Contabilidad Nacional, cerca del 77% de las empresas españolas han experimentado "un aumento en sus costes de producción por el encarecimiento de sus consumos intermedios". Entre 2020 y 2021, las empresas han visto recortados sus beneficios en 100.000 millones de euros y en unos 7.000 millones en lo que va de año.