Los 9.000 euros limpios al mes que explican que Arrimadas no quiera dejar Ciudadanos

Cargos del partido creen que su presidenta se ha "atrincherado" con el fin de mantener su cuota de poder

22/06/2022 11:33

La gran debacle de Juan Marín en Andalucía el 19-J ha sacudido los maltrechos cimientos de Ciudadanos a nivel nacional. Cada vez son más las voces internas que alertan del proceso de descomposición irreversible en el que vive instalado en partido, con una Inés Arrimadas que parece anestesiada y ajena a lo que ocurre a su alrededor desde hace tiempo. Los fracasos en los diferentes territorios, así como la cascada de dimisiones en las filas naranjas, no han cesado desde que Albert Rivera abandonara el partido. Y cada vez son más los que señalan a la actual presidenta como la gran responsable de la situación. Fruto de esto, una importante corriente dentro de Ciudadanos se moviliza con la intención de que Arrimadas de un paso a un lado, a fin de tratar de salvar lo que queda de la formación.

Sin embargo, el escenario de una posible dimisión de Arrimadas no se antoja nada sencillo. Tal y como ha podido saber este medio, la presidenta de Ciudadanos no contempla en este momento abandonar su liderazgo al frente de la formación. Y sus razones para ello, según fuentes del partido, tienen que ver con la posición de poder político que ocupa, así como con los emolumentos que recibe por ello, pues ostenta dos cargos a la vez: presidenta de Cs y portavoz del Grupo Ciudadanos en el Congreso, con doble salario y las prebendas que implican ambos puestos.

Según ha podido saber EDATV, cargos de Ciudadanos sospechan que el atrincheramiento de Inés Arrimadas en la dirección de Cs se debe al dinero y al poder del que disfruta en la actualidad: 7.000 euros netos por su salario en el Congreso más lo que reciba por presidir el partido -estimado en unos 2.000 euros mensuales- y prebendas como el coche oficial, o los viajes, comidas y cenas pagados por el partido o el grupo parlamentario.

Las mismas fuentes indican que si Arrimadas dimitiese, forzada por la sucesión de desastres en todos los comicios en los que ha participado el partido, perdería su condición de portavoz del Grupo Cs y sus retribuciones y dietas como presidenta del partido, lo que implicaría quedarse con un salario de 5.000 euros mensuales, aproximadamente la mitad de lo que percibe ahora.

Arrimadas ha estado sondeando opciones en el mercado privado, pero se ha encontrado con que tales emolumentos, así como las comodidades propias del cargo, no se encuentran presentes en la empresa.

El diputado del Grupo Mixto Pablo Cambronero, que abandonó Cs marzo de 2021, ha señalado a través de su cuenta de Twitter a Arrimadas en este sentido aunque sin citarla directamente: "Más de 10.000 euros al mes, chófer, 2 días a la semana de trabajo (no efectivo), séquito de aduladores y algún que otro poder fáctico y mediático apoyándote son razones más que de peso para entenderlo. No te has visto en otra", ha escrito el exdiputado de Ciudadanos.