Los jueces y Cristina Seguí acaban con Mónica Oltra

La vicepresidenta valenciana dimite tras ser imputada por encubrir los abusos sexuales de su ex a una menor

21/06/2022 04:52

La hasta ahora vicepresidenta de la Generalidad Valenciana, Mónica Oltra, ha presentado entre lágrimas su dimisión como número dos del Ejecutivo de Ximo Puig tras su imputación por presunto encubrimiento de los abusos sexuales por parte de su exmarido a una menor tutelada.

Oltra también deja su acta de diputada en las Cortes valencianas. Según ha asegurado, "no quiere que se paren las políticas del Gobierno del Botànic" y ha considerado que el caso que se está judicializando en el TSJCV "pasará a la historia de la infamia".

Oltra había llegado sonriente a la sede de Compromís en la plaza del Pilar de Valencia, donde desde las 16.30 estaban llamados a reunirse decenas de cargos del partido en una ejecutiva convocada hace semanas, previa a la imputación.

Cabe recordar que el Juzgado de Instrucción número 15 de Valencia remitió las actuaciones el pasado mes de abril al TSJCV al entender que existían hechos presuntamente delictivos atribuibles a Oltra. Se envió la causa a este órgano ante la condición de aforada de la consejera. El Ministerio Público se terminó pronunciando a favor de que lo asumiera tras evidenciar indicios "relevantes" contra la propia Oltra.

En el procedimiento se investiga el presunto encubrimiento de los abusos sexuales que sufrió Teresa, una niña de 14 años tutelada en un centro por la Comunidad valenciana, a manos del exmarido de Oltra -Luis Ramírez Icardi- entre los años 2016 y 2017. Cabe recordar que el marido de Oltra, educador de dicho centro, fue condenado a cinco años de cárcel en una resolución ratificada por el TSJCV.

Tras esta condena, la menor denunció la situación en la que se había encontrado durante la tramitación de la causa y desde el juzgado se abrió una nueva investigación judicial contra seis funcionarios, la directora y una psicóloga del centro de acogida de menores donde ocurrieron los hechos. Posteriormente, se imputó a cinco personas más: una directora general, una subdirectora general, un secretario territorial, una jefa de servicio y una técnica. Un total de 13 investigados.

Tras estudiar el caso, la Sala instruyó el caso al apreciar "una serie de indicios plurales" que le hacían sospechar de "la posible existencia de un concierto" entre la aforada y diversos funcionarios para "proteger a su entonces pareja o bien proteger la carrera política de la aforada", según consta en un auto notificado hoy a las partes.