Dirigentes de Vox piden la cabeza de Zancajo por su "frívola" campaña con Olona basada en el rencor al PP

Vito Quiles

19/06/2022 11:03

Ambiente de cabreo generalizado en el hotel de Vox en Sevilla, donde los dirigentes están siguiendo los escrutinios que no han satisfecho los objetivos de la dirección nacional de la formación de Santiago Abascal, que hablaban de estar por encima de los 24 escaños "como mínimo". Ese era el objetivo marcado internamente, aunque públicamente preferían no atender a sondeos que incluso les situaban cerca de los 30 parlamentarios andaluces.

Varios dirigentes y diputados consultados tanto hoy como en los últimos días coinciden en señalar al culpable: el director de comunicación de Macarena Olona y ex periodista de RTVE, Álvaro Zancajo. Éste asumió el liderazgo de la campaña en su primera parte y tuvo que ser en varias ocasiones desautorizado internamente por la dirección nacional de Vox, a raíz de una campaña donde se dedicó a convertir a toda una abogada del Estado como Macarena Olona en un personaje folclórico para reivindicar su andalucismo tras ser acusada de no ser de Andalucía por la izquierda y golpeada por la polémica del empadronamiento de Salobreña.

Ferias, fiestas populares, desplantes a medios clave como COPE o EDATV, mensajes contradictorios como el cierre de Canal Sur, colmaron la paciencia de los altos dirigentes de Vox, que internamente trasladaban su perplejidad por sus labores. "Este tío ha perdido la cabeza, nos ha enfrentado con un montón de medios, no se puede cabrear a tanta gente a la vez. Ha quemado a un personaje potentísimo como es Macarena, que vamos a reconstruir", fueron algunos de los mensajes que trasladaron desde la dirección de Vox a EDATV. Este medio por respeto a la formación y a la candidatura de Macarena Olona no ha querido desvelar esta información para no condicionar la candidatura, pero lo cierto es que el trato que ha dado Zancajo a EDATV ha resultado miserable.

Zancajo prometió una entrevista a Olona al director de EDATV, Javier Negre, el viernes pasado y Negre reservó un hotel en Granada la noche anterior para hacerle la entrevista. Conforme avanzaba el día Zancajo no contestaba a las peticiones de Negre de que le aclarase el día y la hora. La noche del día anterior Zancajo le dijo a Negre que por problemas de agenda no podía y que le había cancelado todas las entrevistas a todos los medios. Era falso. Zancajo había mantenido la entrevista con dos medios y solo canceló la de EDATV porque le trasladó a Olona que no era conveniente que le vinculasen a Negre por su mala fama.


Zancajo echa por tierra la campaña de Olona

Álvaro Zancajo ha dinamitado por completo la campaña electoral de la candidata y sus posibilidades de acceso al Gobierno andaluz.

Zancajo fue el responsable del disfraz de flamenca que tan poco gustó a la sociedad andaluza, de los vídeos saltando, bailando o conduciendo que no han convencido al electorado a la hora de acercarse a las urnas y que ha optado por una opción más realista que tratara de lleno en sus problemas y no convirtiera la campaña electoral en un mero show repleto de folklore emocional con apenas propuestas significativas orientadas a consolidar el cambio en la región o a seguir avanzado.

Cargos de confianza de Vox ya avisaron a quien escribe estas líneas del fracaso electoral al que zancajo iba a abocar a Macarena Olona en Andalucía. Actitudes forzadas, discursos que no eran los que acostumbraba a pronunciar Olona, una sobreactuación desmedida y excesiva de cara al público y un tono superficial y desenfocado en los debates en los que no acababa de convencer han sido una maniobra de Álvaro Zancajo que ha tirado por tierra la candidatura de la alicantina.

Si bien es cierto que Juanma Moreno Bonilla había consolidado estos últimos años un modelo de gestión en Andalucía que parecía que convencía en esta tierra, Olona también estaba preparada para hacerle frente y arrasar en las urnas. Sin embargo, el criterio de su asesor, más centrado en conceder entrevistas inertes a canales de YouTube insignificantes antes que a plataformas digitales y a medios de comunicación como este que habían arropado a VOX casi desde sus inicios, han terminado por lastrar la campaña electoral del partido en Andalucía.

Además, han sido varías las quejas de otros periodistas y personajes públicos que han sido despreciados por Zancajo y han notado en él una cierta soberbia y desconcierto que sin ninguna duda han tenido gran parte de responsabilidad en que el resultado de Macarena Olona no haya sido mucho mejor en una tierra donde la alicantina prometía.

VOX ha tenido errores durante la campaña electoral que en un escenario político de alta tensión como este, se pueden convertir en insalvables si tus oponentes consiguen afianzar en mayor grado al electorado. Y es, precisamente, lo que le ha ocurrido a la formación de Santiago Abascal la noche del 19 de junio.

El partido de Ortega Lara mantiene en sus filas a diputados y cargos excepcionales, a miembros de un alto nivel de gestión y grandes capacidades intelectuales; y sobretodo, a una comunidad de seguidores y simpatizantes comprometidos como nadie, que darían su última gota de sudor por el partido y que no merecen el abismo al que les ha abocado un director de comunicación desnortado y confundido como Álvaro Zancajo.