Marín hizo una purga en el Instituto de Juventud para colocar a una prima de su amante condenada por morosa

Javier Loscertales, alto cargo de la Junta, fue premiado por el vicepresidente con un importante ascenso tras posibilitar la operación

17/06/2022 09:49

Javier Loscertales, actual secretario general de Formación de la Junta de Andalucía, pasó por PSOE, PP y UPyD exigiendo puestos de salida en las listas electorales de su municipio, Tomares (Sevilla). Sin pena ni gloria recaló en Ciudadanos, donde, de la noche a la mañana, pasó a ocupar un cargo público en la Junta de Andalucía y un puesto orgánico en la Ejecutiva Autonómica.

Tras ser rechazado por tres partidos de su municipio, Loscertales tenía entre ceja y ceja ocupar el primer puesto de la lista electoral de Ciudadanos en las municipales de Tomares. Tras no conseguirlo, se hizo fiel seguidor de Juan Marín y 'El Clan Manzanilla', lo que le serviría para ascender en poco tiempo de la mano de Marín, que lo colocó como delegado territorial de Empleo de la provincia de Sevilla para, más tarde, ascenderlo a secretario general de Formación de la Consejería de Empleo.

Tras ocupar su nuevo puesto, el actual secretario general dejó como delegada de Empleo de Sevilla a su tía, María del Mar Rull Fernández. Curioso que este cargo fuera aceptado por Ciudadanos, cuando desde la formación naranja promovían una 'Ley Antidedazos' para, según Inés Arrimadas, "acabar con los enchufismos de amiguetes y familiares de los políticos". Otro caso más del nepotismo que se ha vivido en Ciudadanos Andalucía desde que Marín se convirtió en su líder y en vicepresidente de la Junta.

Loscertales supo pagar el favor de que desde Ciudadanos Andalucía se hiciera la vista gorda. En septiembre del 2019, el Instituto Andaluz de la Juventud pasó sus competencias a la Consejería de Empleo para que Javier Loscertales se hiciera cargo de dicho ente público. Tras realizar una purga política echando a ocho de los once cargos, Loscertales tenía claro que tenía que devolverle el favor al vicepresidente. Así, en los nuevos nombramientos, el flamante secretario general colocaría a Adela Jiménez Roldán, con una sentencia condenatoria que le obligaba a pagar 170.000 euros, como asesora de programas en los Servicios Centrales del IAJ. Una asesora que siendo condenada por morosa lo hacía siendo prima de Rosa Hernández, la amante de Marín.

Una por otra. Loscertales subía como la espuma en un partido en el que la afiliación le daba la espada. Fue en las elecciones a compromisarios. En dichas elecciones internas del partido, Loscertales aunó la paupérrima cifra de 79 votos por los, por ejemplo, 149 apoyos que conseguía Juan José Gallego de la Rosa, portavoz del Grupo Municipal de Bollullos de la Mitación. La militancia daba la espalda a un secretario general y, por el contrario, premiaba el trabajo de Gallego.

La afiliación le daba la espalda, pero Marín decidió auparle porque necesitaba de él en un momento en el que el partido ya estaba harto del vicepresidente y sus cabecillas. Aún con los pocos votos sacados en las votaciones internas, Juan Marín decidió premiar nuevamente a Loscertales con un puesto en su Ejecutiva como secretario de Acción Institucional, siendo el número tres de Ciudadanos en Andalucía y la persona encargada de supervisar todos los cargos públicos de Arrimadas.

Además, se le conoce por sus más que destacados conflictos en redes sociales con compañeros de su propia facción política. El caso más llamativo fueron los insultos que dirigió como, según él, "consejos" a un afiliado histórico de Ciudadanos que sufre de dislexia. Sus peculiares "consejos" fueron: lecciones de ortografía y aseo personal.