Juan Marín se sirvió de Ciudadanos para cobrar un sobresueldo irregular de 1.500 euros con dinero del Parlamento andaluz

El candidato consideraba muy bajo su salario de 3.743 euros netos y buscó "complementarlo" a través del partido

17/06/2022 08:41

La polémica gestión de Juan Marín como vicepresidente de la Junta y líder de Ciudadanos en Andalucía no sólo responde a su particular agencia de colocación de empleo para familiares y amigos. A los casos ya sabidos y relatados por EDATV sobre enchufismo y gastos innecesarios de dinero público, se une el de un polémico sobresueldo opaco que Juan Marín recibió en 2019. Marín cobró en agosto de ese años un sobresueldo de 1.500 euros pagados con la subvención pública que el grupo Ciudadanos recibe del parlamento andaluz. El organismo interventor del Parlamento detectó el pago irregular en una auditoría y presentó una queja a la dirección del grupo Cs por la ausencia de justificantes de dicha transferencia.

Juan Marín se había quejado en público desde el principio de la legislatura por lo que consideraba un sueldo insuficiente para un alto cargo: el ex vicepresidente andaluz defendía la tesis de que los bajos salarios eran un problema para retener a funcionarios talentosos en la administración pública. Marín también afirmaba que vivir en Sevilla con su salario neto de 3.743 euros más dietas le hacía perder dinero, y cada mes tenía que aportar entre 500 y 600 euros de su bolsillo.

La autorización del pago del sobresueldo a Juan Marín partió desde la cúpula del Ciudadanos. Carlos Cuadrado, mano derecha de Inés Arrimadas en aquel momento y responsable de finanza. Cuadrado había recogido las quejas de Marín, todo un vicepresidente de Comunidad Autónoma, y autorizó que recibiera un plus salarial en concepto gastos representación. Sin embargo, sólo pudo realizarse una primera transferencia, con fecha de 14 de agosto de 2019. Tras la advertencia de la Intervención de la Cámara sobre el pago sin justificar, el responsable del grupo parlamentario Cs, Sergio Romero, constató la irregularidad se negó a continuar con las siguientes transferencias.

La solución ideada por Cs para evitar el bochorno de Juan Marín al devolver el dinero recibido al erario -una situación que podía dinamitar la legislatura- consistió en que este alegase por escrito que la transferencia era en concepto de dietas y desplazamientos como presidente del grupo parlamentario, y que los justificantes del gasto habían sido "extraviados". Por su parte, la administración autonómica detraería los 1.500 euros de la subvención que percibe el grupo.

Cabe destacar que Marín nunca devolvió el sobresueldo recibido, pese a que el Parlamento andaluz se lo solicitó y varios cargos y compañeros de filas en Ciudadanos le recriminaron que no lo hiciera.