Susana Díaz a su entorno: "El domingo lo mismo me quedo en la playa y ni voto"

La desafección que genera Espadas instala el pesimismo en el socialismo andaluz, que teme una debacle el 19-J

16/06/2022 11:19

A tres días vista de los comicios andaluces, el pesimismo parece haberse instalado en las filas del PSOE. Los bandazos en la campaña, con la presencia de personajes tan variopintos como el ex presidente Zapatero, o el alejamiento de Sánchez de los mítines al resultar su presencia tóxica para el candidato, sólo han servido para incrementar el desánimo y el desconcierto en el partido. Susana Díaz, expresidenta de la Junta y antigua secretaria general de los socialistas andaluces, es sin duda una de las voces más discordantes con el rumbo tomado por el PSOE en su tierra. A pesar del peso político que aún conserva en Andalucía, Díaz no ha participado en ningún acto de campaña y ha eludido asociar su imagen a una candidatura que parece condenada a una debacle sin precedentes.

Los sensaciones que anidan en el socialismo tradicional andaluz se resumen a la perfección en una frase que la propia Susana Díaz ha transmitido a su entorno más cercano durante estos días: "El domingo lo mismo me quedo en la playa y ni voto".

En este escenario, la lideresa sevillana parece haberse dedicado a cultivar los restos del "susanismo" entre las filas socialistas andaluzas con el apoyo de alcaldes y cargos afines. La magnitud del desastre que deparen las urnas puede ser el detonante de una vuelta de Díaz a la primera fila de la política.

La derrota de Susana Díaz frente a Pedro Sánchez en mayo de 2017, en las primarias a presidir el PSOE, tuvo las previsibles consecuencias: tras las sonrisas, felicitaciones mutuas y fair play impostado de los candidatos, el ganador inició la tradicional purga de cargos no afines. El ajuste de cuentas de Sánchez para amoldar el partido a su medida se cebó especialmente en la antigua ejecutiva, y alcanzó al PSOE andaluz y a la propia Díaz.

La siguiente derrota de Díaz tuvo lugar en 2021, en la elección de la candidatura a presidir la Junta por el PSOE, ante el favorito designado por Sánchez, Juan Espadas. Tras el nuevo varapalo, Díaz renunció a volver a presentarse a la secretaría general del PSOE-A y, aparentemente, terminó su carrera política como senadora por designación autonómica -puesto que suele considerarse una especie de jubilación-. Sin embargo, la desaparición de la primera línea política parece no haber mermado las ambiciones de Díaz de presidir el partido, ni sus ánimos de revancha contra Sánchez.

El catastrófico escenario andaluz alimenta la hoja de ruta de Susana Díaz, que ya afila los cuchillos con vistas a tratar de recuperar el control sobre el partido. La expresidenta de la Junta, actualmente senadora, no planea volver a liderar el PSOE andaluz de forma personal, pero sí que las nuevas estructuras que puedan surgir tras la previsible debacle de Espadas se encuentren bajo su influencia.

Pese a las continuas injerencias de Sánchez, los cargos 'susanistas' cuentan con un peso capital en el seno del socialismo andaluz. Importantes alcaldes de ciudades y líderes provinciales se mantienen fieles a Díaz, pese a que ésta ya no ostenta posición en la primera línea política tras la defenestración a la que Sánchez la sometió.

Hace unas semanas, EDATV reveló que varios empresarios importantes de Andalucía se habían reunido en las últimas semanas con Susana Díaz, en un encuentro privado en el que la que la lideresa sevillana sondeó la posibilidad de contar con su apoyo en caso de que Juan Espadas no consiga un buen resultado en Andalucía, tal y como pronostican los sondeos.

La idea de la expresidenta de la Junta pasa por contar con el apoyo de este entramado empresarial para optar de nuevo al liderazgo del PSOE andaluz tras salir mal parada en su duelo con Pedro Sánchez. No sólo eso, sino que Díaz se plantearía dar el salto a Ferraz con el apoyo de barones socialistas como Javier Lambán, Emiliano García-Page o Guillermo Fernández Vara, que podrían comenzar a desmarcarse del presidente Sánchez tras los comicios andaluces del próximo 19-J.