Juan Marín colocó a la exdependienta de la joyería de sus padres como alto cargo de la Junta

Elena Sumariva dirige la Secretaría de Relaciones con el Parlamento y tiene un sueldo que supera los 64.000 euros

16/06/2022 08:36

El líder de Ciudadanos en Andalucía, Juan Marín, supo ser agradecido con el núcleo que integraba el llamado 'Clan de la manzanilla', el grupo de amigos de Sanlúcar afín al vicepresidente andaluz desde tiempos inmemoriales. Entre ellos se encontraba su cuñado, Manolo Buzón, al que colocó como asesor de la Junta de Andalucía pese a no tener estudios superiores. Y junto a él brillaba Elena Sumariva, antigua empleada de la joyería regentada por los padres de Marín en el municipio gaditano que el propio político terminó heredando y llevando a la quiebra.

La suerte política de Marín también terminó sonriendo a Sumariva, que actualmente dirige la Secretaría General de Relaciones con el Parlamento andaluz, ostentando rango de viceconsejera. La leal trabajadora del vicepresidente pasó de ser una simple dependienta comercial a alto cargo de la Junta con un sueldo que supera los 64.000 euros anuales. A diferencia de Buzón, a Sumariva sí le dio tiempo a culminar por el camino sus estudios de Derecho, siendo licenciada en un campo en el que nunca ha ejercido de manera profesional.

Pero antes de su ascenso al estrellato, Sumariva acumuló un bagaje político también gracias a Marín. Fue concejal de su agrupación en Sanlúcar desde 2011, cuarta teniente de alcalde y responsable del área de juventud, educación y deportes. En 2015 se convirtió en la candidata de Cs a la alcaldía del municipio, tras el salto de Marín al Parlamento andaluz.

A finales de abril de 2019, Sumariva renunció a su acta de concejal en Sanlúcar "por motivos personales", y el 5 de mayo fue designada como secretaria general de Relaciones con el Parlamento. La cercanía de Sumariva con el vicepresidente Marín alimentó la rumorología sobre el motivo de su renuncia al acta, y en cuestión de días se confirmó que era el prolegómeno de un ascenso a un puesto en la Junta.

La afición de Marín de colocar a afines es algo que también quedó acreditado con Rosa Hernández. La delegación Territorial de Turismo en Sevilla -que dirige la amante del candidato naranja- se fundó a comienzos de 2021 como consecuencia de una extraña reorganización interna impulsada por Marín, que terminó derivando en la creación como órgano independiente de un área cuyas competencias pertenecían hasta entonces a la delegación Territorial de la Consejería de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local en la capital hispalense. Marín mintió cuando anunció esta nueva delegación ya que dijo que estaría ostentada por una funcionaria cuando Rosa no es funcionaria. Es un cargo de confianza.

La primera toma de contacto de Rosa Hernández con el Turismo llegó de la mano de Marín, cuando en 2019 se incorporó como asesora a la Consejería de Turismo. De ahí su ascenso a los cielos. Desde 2020 es también coordinadora de vicepresidencia de la Junta de Andalucía. Lo que no esperaba nadie en el bloque de Ciudadanos en el Gobierno andaluz fue que Marín llegase a colocar a su amante y le diese plenos poderes ante compañeros de Gobierno que acabaron dimitiendo hartos de las injerencias de Rosa en sus labores de gestión. En nueve meses esta joven periodista pasó de ser una simple asesora de la Junta de Andalucía a mano derecha del vicepresidente.