El arquitecto alto cargo de Marín que se quedó con el dinero de una familia que le había contratado para que hiciera su casa

Miguel Ángel Reyes Tejada fue denunciado por no devolver el cobro de un proyecto que nunca realizó

15/06/2022 06:10

La agencia de colocación de empleo en la que el vicepresidente Juan Marín convirtió su parcela en la Junta de Andalucía no sólo sirvió para enchufar a familiares y amigos. En ella también han tenido cabida como altos cargos algunos personajes cuyas prácticas profesionales no han sido precisamente ejemplares desde una perspectiva ética. Es el caso de Miguel Ángel Reyes Tejada, arquitecto de profesión y actual director general de Infraestructuras Judiciales y Modernización Digital de Andalucía, que fue denunciado por quedarse con el dinero de una familia que le había contratado para que realizase el proyecto de construcción de su nueva vivienda en la localidad malagueña de Benalmádena.

La documentación del caso, a la que ha tenido acceso EDATV, expone que el ciudadano M. J. R. y su esposa L. J. H. contrataron en 2018 los servicios como arquitecto de Reyes Tejada -meses antes de que fuese llamado a filas por Marín-, pagándole una cantidad de 5.800 euros como anticipo de honorarios para que comenzase a diseñar el proyecto de su nueva casa, así como a impulsar los correspondientes trámites y permisos que exige la ley para la construcción sobre el terreno. El conflicto se desató a raíz de que Reyes Tejada fuese colocado como alto cargo en la Junta, ya que tal nombramiento le impedía -por incompatibilidades- realizar el proyecto por el que él ya había cobrado una parte por adelantado.

La pesadilla de la familia acababa de comenzar. La comunicación con Reyes Tejada se hizo cada vez más complicada. El flamante alto cargo de Marín se limitó a prometerles que un segundo arquitecto retomaría el proyecto sin que éste llegara nunca. Tras semanas de espera, a Reyes Tejada se le ocurrió una solución brillante: ofrecer a sus clientes los servicios de un arquitecto que ni siquiera estaba dado de alta en el Colegio de Arquitectos de Málaga y cuya desaparición había sido denunciada ante la policía. Una situación dantesca con tintes surrealistas que hizo a esta familia malagueña temerse lo peor.

Tras otro confuso e infructuoso baile de nombres, el matrimonio que había contratado a Reyes Tejada perdió su confianza en él y pidió la devolución del dinero abonado, con la idea de derivar el proyecto de construcción de su vivienda a otro estudio. La respuesta de Reyes Tejada a través de correo electrónico resultó demoledora: Les comunicó que no les iba a devolver la totalidad del dinero y que como mucho les abonaría 1.675 euros. Según alegaba, había tenido gastos derivados de un estudio geotécnico que al parecer había encargado, pero que según los afectados ya no tenía ninguna validez.

La historia terminó en los Juzgados, con una denuncia penal contra Reyes Tejada por estafa. Sin embargo, la Audiencia Provincial de Málaga decidió desestimar la causa basándose en razones técnicas, al entender que la maniobra del alto cargo de Marín no respondía a una estafa sino a un probable incumplimiento de contrato. Y por tanto, invitaba a los denunciantes a derivar su denuncia por la vía civil, donde tiene bastantes visos de prosperar.

Sin embargo, el matrimonio contempla ahora con impotencia cómo sus planes de construir una vivienda en su terreno se han ido al traste tras años de demoras, juicios y promesas incumplidas que han retrasado y encarecido su proyecto. Según relatan a este medio, a día de hoy Reyes Tejada no ha devuelto ni un solo céntimo del dinero que cobró por un trabajo que no puede realizar. Mientras tanto, goza de una posición privilegiada como alto cargo de la Junta de la mano de Ciudadanos y de Juan Marín, con un sueldo público que roza los 60.000 euros anuales y todos los privilegios propios de un director.