Juan Marín enchufó a su cuñado como asesor en la Junta sin tener estudios superiores

Manolo Buzón pasó de regentar una tienda de ordenadores en Sanlúcar a convertirse en un alto cargo por su gran amistad con el vicepresidente

15/06/2022 09:46

Juan Marín se sirvió de su condición de vicepresidente para convertir su parcela en la Junta de Andalucía en una auténtica agencia de colocación de empleo. Este medio publicó en exclusiva que el candidato de Ciudadanos fabricó un puesto hasta entonces inexistente para poder colocar profesionalmente a Rosa Hernández, la mujer que fue su amante y por la que abandonó a su familia. Pero además de eso, también buscó un acomodo institucional a su cuñado, Manolo Buzón, pese a que éste no contaba con estudios superiores.

La relación de cercanía entre Marín y Buzón va más allá de los lazos familiares. Éste último no solo está casado con la hermana de Mercedes Ulrich, todavía esposa de Marín, también es íntimo amigo del vicepresidente desde los tiempos en los que éste incursionó por primera vez en política con su agrupación independiente en Sanlúcar. Marín supo premiar la amistad de Manolo Buzón ya desde que alcanzó su primera concejalía municipal, allá por el 2007. En su condición de teniente de alcalde en la localidad gaditana, Marín otorgó once contratos por valor de 16.000 euros a la tienda de informática Eurosystem, propiedad de Buzón.

Aunque el gran salto de Manolo Buzón de la mano de Juan Marín llegaría hace tres años, en 2019, cuando el vicepresidente le contrató como asesor personal y miembro de su gabinete. En la práctica, Buzón se convirtió en una especie de número dos de la consejería desde la sombra, acompañando a Marín en cada paso que daba. Y lo hizo pese a no tener cualificación alguna para ello ni haber acreditado estudios superiores. De regentar una pequeña tienda de ordenadores en Sanlúcar a súper asesor del vicepresidente de Andalucía.

La curiosa afición de Marín de colocar a afines pese a no contar con experiencia ni rango especializado para desarrollar las responsabilidades es algo que también quedó acreditado con Rosa Hernández. La delegación Territorial de Turismo en Sevilla -que dirige la amante del candidato naranja- se fundó a comienzos de 2021 como consecuencia de una extraña reorganización interna impulsada por Marín, que terminó derivando en la creación como órgano independiente de un área cuyas competencias pertenecían hasta entonces a la delegación Territorial de la Consejería de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local en la capital hispalense. Marín mintió cuando anunció esta nueva delegación ya que dijo que estaría ostentada por una funcionaria cuando Rosa no es funcionaria. Es un cargo de confianza.

La primera toma de contacto de Rosa Hernández con el Turismo llegó de la mano de Marín, cuando en 2019 se incorporó como asesora a la Consejería de Turismo. De ahí su ascenso a los cielos. Desde 2020 es también coordinadora de vicepresidencia de la Junta de Andalucía. Lo que no esperaba nadie en el bloque de Ciudadanos en el Gobierno andaluz fue que Marín llegase a colocar a su amante y le diese plenos poderes ante compañeros de Gobierno que acabaron dimitiendo hartos de las injerencias de Rosa en sus labores de gestión. En nueve meses esta joven periodista pasó de ser una simple asesora de la Junta de Andalucía a mano derecha del vicepresidente.