Marín usó la cuenta oficial de la Junta para enseñar a hacer torrijas cuando España llevaba 5.690 muertos por COVID

El candidato de Ciudadanos intenta burlarse de Olona usando un frívolo vídeo que terminó borrando del perfil de Twitter institucional

14/06/2022 02:12

El candidato de Ciudadanos, Juan Marín, dedicó parte del debate electoral de ayer a alabar la gestión de su partido en la junta de Andalucía, de la que todavía es vicepresidente. "¿Te acuerdas de lo que hiciste en 2018 con tu voto?", preguntó ayer Marín en su minuto final del debate electoral en Canal Sur. Marín, sin embargo, no preguntó a los votantes sobre si recuerdan su frívolo vídeo de marzo de 2020. Durante aquellos meses, el vicepresidente andaluz usaba la cuenta institucional de la Junta de Andalucía para ejercer de repostero improvisado y enseñar a la ciudadanía a hacer torrijas "de toda la vida: con Manzanilla de Sanlúcar, como me enseñó mi madre. Una receta sencilla pero llena de sabor para estos días de confinamiento. La esencia más pura de nuestras tradiciones", escribió en su Twitter el 28 de marzo de aquel año, en plena ola de muertos por el COVID.

Mientras Marín se dedicaba a enseñar a hacer torrijas a los andaluces, en marzo de 2020 en España habían muerto oficialmente 5.690 personas fruto del virus, que azotaba de forma feroz a la población. Las torrijas y las habilidades culinarias de Marín fueron su contribución a hacer más llevadero para los andaluces el encierro de la pandemia, declarado ilegal por el Tribunal Constitucional, con el Congreso secuestrado por el Gobierno y con España sufriendo la mayor mortalidad de los países desarrollados.

Se da la circunstancia de que el candidato de ciudadanos ha alardeado hoy martes de sus torrijas en su cuenta de Twitter como único mérito reseñable de su debate de ayer con Macarena Olona. En este sentido, Juan Marín aprovechó, con escaso éxito, el intento de viralizar en Twitter un hasthag relativo a las torrijas. En el hashtag sobre torrijas, a falta de mejores argumentos, se vierten los habituales insultos sobre Macarena Olona, y Juan Marín no desperdició la oportunidad de participar en la campaña denigratoria.

Respecto a las casi 6.000 personas fallecidas en marzo de 2020, debe tenerse en cuenta que era la versión oficial de un gobierno centrado en rebajar las estadísticas de mortalidad para no delatar su nefasta gestión sanitaria. El ejecutivo manipuló a voluntad los criterios para contabilizar los fallecidos por Covid e impidió realizar autopsias que aumentarían la cifra de fallecidos por el virus. Al vicepresidente de la Junta Juan Marín no le preocuparon entonces que los datos del gobierno, ya de por sí pavorosos, se contradecían claramente con los de otros organismos que revelaban una mortalidad mucho mayor, tales como los registros de fallecimientos las funerarias o los del Instituto Carlos III.