Juan Espadas a su entorno más próximo: "Pedro me está jodiendo la campaña"

El socialista admite en privado los malos augurios de cara al 19-J y lamenta el desgaste que le genera la mala gestión del Gobierno

14/06/2022 10:58

El pesimismo se ha extendido por el PSOE andaluz en la recta final de la campaña. Los sondeos internos que maneja el partido auguran una debacle del tal magnitud que podría derrumbar el suelo electoral de los 33 escaños actuales y, de darse el peor de los escenarios, bajaría de la barrera psicológica de 30 escaños. Para el candidato socialista a presidir la Junta de Andalucía, Juan Espadas, uno de los principales culpables de tan nefastas perspectivas no es otro que Pedro Sánchez, cuya cuestionada gestión a nivel nacional habría contaminado su candidatura.

Según ha podido saber este medio, el propio Juan Espadas ha lanzado una demoledora confesión en su entorno más próximo: "Pedro me está jodiendo la campaña". Las razones de tal afirmación responden a la toxicidad pública del presidente del Gobierno y de los miembros de su ejecutivo, que causan rechazo en el electorado y desgastan la candidatura del PSOE-A. Desde los desastres en la gestión económica, pasando por las subidas de la luz y los combustibles, el encadenamiento de las crisis con Marruecos y Argelia o los pactos de gobierno con separatistas -que suelen denigrar a los andaluces en sus diatribas-, Sánchez se las habría arreglado para perjudicar a sectores de población tan amplios que incluyen el electorado tradicional del PSOE andaluz.

Juan Espadas, consciente del desgaste por ser el candidato designado a dedo por Sánchez, querría evitar a toda costa ser el daño colateral del rechazo que genera el presidente en la ciudadanía y desligar su candidatura de la marca del PSOE nacional. Para evitar el escenario de sufrir abucheos e insultos en un acto público conjunto con el presidente, el entorno de Espadas ha solicitado a Moncloa que Sánchez minimice su presencia en actos de campaña en Andalucía.

Este catastrófico escenario alimenta la hoja de ruta de Susana Díaz, que ya afila los cuchillos con vistas a tratar de recuperar el control sobre el partido. La expresidenta de la Junta, actualmente senadora, no planea volver a liderar el PSOE andaluz de forma personal, pero sí que las nuevas estructuras que puedan surgir tras la previsible debacle de Espadas se encuentren bajo su influencia.

Pese a las continuas injerencias de Sánchez, los cargos 'susanistas' cuentan con un peso capital en el seno del socialismo andaluz. Importantes alcaldes de ciudades y líderes provinciales se mantienen fieles a Díaz, pese a que ésta ya no ostenta posición en la primera línea política tras la defenestración a la que Sánchez la sometió.

Hace unas semanas, EDATV reveló que varios empresarios importantes de Andalucía se habían reunido en las últimas semanas con Susana Díaz, en un encuentro privado en el que la que la lideresa sevillana sondeó la posibilidad de contar con su apoyo en caso de que Juan Espadas no consiga un buen resultado en Andalucía, tal y como pronostican los sondeos.

La idea de la expresidenta de la Junta pasa por contar con el apoyo de este entramado empresarial para optar de nuevo al liderazgo del PSOE andaluz tras salir mal parada en su duelo con Pedro Sánchez. No sólo eso, sino que Díaz se plantearía dar el salto a Ferraz con el apoyo de barones socialistas como Javier Lambán, Emiliano García-Page o Guillermo Fernández Vara, que podrían comenzar a desmarcarse del presidente Sánchez tras los comicios andaluces del próximo 19-J.