Verstappen fulmina a Leclerc

El Gran Premio de Arabia Saudí nos regala una gran segunda parte de la batalla Verstappen-Leclerc. Carlos Sainz continúa sin lograr el ritmo necesario para su primera victoria. Fernando Alonso se vio obligado a abandonar

28/03/2022 02:23

Si el año pasado el Gran Premio de Arabia Saudí quedó marcado por la polémica de las dos banderas rojas, este año la carrera se recordará por la preciosa batalla entre Charles Leclerc y Max Verstappen.

Cómo se nota que el neerlandés sigue teniendo sangre fría, aún teniendo un título mundial bajo el brazo. Ayer, logró la primera victoria del año tras una larga e intensa batalla con Charles Leclerc en las siete últimas vueltas y que acabó fulminando al Ferrari del monegasco. La poca velocidad punta del cavallino rampante en comparación con Red Bull facilitó el adelantamiento por parte de los austriacos en la recta principal a falta de dos vueltas. 

El tercero en cruzar la línea de meta fue Carlos Sainz, que sería para el madrileño su segundo podio consecutivo de 2022, su octavo en la Fórmula 1Sainz, que salía tercero, cayó a la cuarta posición en la segunda curva. Sin embargo, a mitad de carrera, la astucia de Ferrari provocó que Red Bull perdiera el liderato, con una falsa llamada por radio a Leclerc para que éste entrase a cambiar neumáticos. Tras escuchar la radio, el equipo de las bebidas energéticas decidió llamar a ?Checo? Pérez, que rodaba primero, para defenderse del ataque, pero la sorpresa llegó cuando el monegasco siguió en pista en vez de pasar por box. A partir de entonces, Red Bull se dio cuenta de que Ferrari se la había jugado. De esta forma, Sainz pudo recuperar el tercer lugar. 

En la primera parte de la carrera Carlos mantuvo un buen ritmo con el neumático medio a diferencia del neumático duro en el tramo final, que no le permitía reducir la distancia de seis segundos con Verstappen hasta las últimas cinco vueltas. Al español le falta todavía tiempo para acostumbrarse al F1-75 para luchar por las victorias, que llegarán seguro.

Por su parte, Fernando Alonso no tuvo su mejor jornada hasta ahora. El asturiano se vio obligado a abandonar por una avería, cuando su Alpine se quedó sin potencia. Fernando venía rodando con un buen ritmo, incluso esperaba terminar en el sexto lugar. Un puesto que fue asignado a Ocon sin merecerlo. Pues el galo le hizo dos feos a Alonso, primero una cerrada a 300 km/h contra el muro a su compañero en la recta principal y otra saltándose la primera chicane en dos ocasiones. 

En cuanto a Mercedes-AMG, la estrella plateada puede ver como sus problemas empiezan a solucionarse. George Russell realizó una gran carrera y terminó quinto. Al otro lado del garaje, Lewis Hamilton tuvo un Gran Premio complicado desde la jornada del sábado. Clasificó en la decimoquinta posición y, en carrera, la mala suerte se cebó contra el inglés en el momento que tenía que entrar en boxes a cambiar sus neumáticos, porque había Virtual Safety Car en la vuelta 40. Finalmente, Hamilton pudo acabar décimo, en zona de puntos.

En quince días, la Fórmula 1 se traslada hasta Australia , para disputar el Gran Premio de Melbourne, en el circuito de Albert Park, del 8 al 10 de abril.

Para más información, pinche aquí